18.4.11

A quienes dicen haberse liberado de la cocina

Es evidente
evidente e irrebatible
que lo
que la
que li
libera y estimula
como nada, como nadie
comas lo que comas
o dejes de comer
los aromas
los vapores
nacidos de la cocina
una cocina que no lanza vapores
aromas embriagantes
no merce llamarse cocina
que vivan y perduren
las cocinas como locomotoras
que nos devuelven el sentir
gustar y soñar con la vida,
vapores
nubes aromáticas
nacidas, paridas en las cocinas
se viaja con ellas
nos llevan
a regiones, zonas, paisajes
desde antaño soñados
un tal vez desde siempre
desde alguna infancia
una infancia que tuvimos
y se nos quedó olvidada.
Viene este aroma ahora,
te sacude y te anuncia
"ESTE AROMA ES LA VIDA"
luego se te aconseja
no dejes de atender con pasión
tu cocina.
Practica el arte de la cocinería.

Roberto Espina

1 comentario:

Lic. Elizabeth dijo...

Fantástico lo de la cocina, Roberto, un arte como el que más, en tanto y en cuanto contenga lo que un verdadero arte: PASIÓN

A ver cuándo te apasionás de nuevo y nos invitas a morfar!!!